Jirafas, su mayor problema no es la tortícolis.

¡Compartir!

Jirafas, su mayor problema no es la tortícolis.

Las jirafas son mamíferos que ubicamos desde la infancia con facilidad.

jirafas
Lengua de jirafa.

En esta publicación aprenderemos más sobre ellas y sobre sus necesidades nutricionales, y por último hablaremos de algunos de sus “problemas”.

 

Las jirafas son grandes herbívoros originarios del continente africano. Se conocen 4 especies distintas:

Nombre común Nombre científico Estado de conservación  Peculiaridades físicas
Masai  Giraffa camelopardalis tippelskirchi  Bajo riesgo – dependiente de conservación   Manchas en todo el cuerpo con bordes dentados.
de Rothschild  Giraffa camelopardalis rothschildi Amenazada – en peligro  Manchas más pálidas que la jirafa Masai, color naranja – café y piernas blancas. 
Reticulada / Somalí  Giraffa camelopardalis reticulata  Bajo riesgo – dependiente de conservación  Manchas café oscuro bien definidas y dividas por líneas blancas.
Nigeriana / de África Occidental  Giraffa camelopardalis peralta  Amenazado – en peligro   Manchas rojizas divididas por líneas amarillo pálido.

(Wilson, Don; Reeder, DeeAnn. Mammal Species of the World 2005. Johns Hopkins University Press.)

 

jirafa
Diferencias en las manchas de las diferentes especies de jirafas.

 

Nutrición en jirafas

Las jirafas son rumiantes herbívoros originarios del continente africano. Según la especie, pueden llegar a medir  más de 5.5 m de alto, lo que permite que se alimenten de hojas que otros animales, simplemente no alcanzan.

Pueden consumir hojas, flores o frutos de arbustos o del piso, pero las hojas de las acacias son su alimento favorito.

Una jirafa puede consumir más de 35 kg. de alimento diariamente.

jirafas
Jirafa alimentándose de acacia.

Las acacias son el alimento favorito de las jirafas.

Las acacias son árboles o arbustos espinosos, perennifolios y que soportan muy bien los climas calurosos. Pueden alcanzar más de 5m de altura, es aquí donde las jirafas aprovechan la situación y pueden consumir sus hojas sin competir con nadie más por ellas.

Las acacias, aparte de las espinas, ocupan como defensa contra los depredadores a las hormigas que viven en ellas. La especie de hormiga que se usualmente encuentra consumiendo su néctar es Crematogaster mimosae. Esta hormiga le proporciona protección a la acacia, mordiendo a cualquier depredador (mamífero o insecto) que quiera alimentarse de ella. Para la diseminación de las acacias, sus flores secretan una sustancia repelente para las hormigas, pero atrayente para insectos polinizadores.

Las hormigas que habitan las acacias, muerden la cara de la jirafa cuando ésta quiere consumir la planta. Dependiendo el número de mordeduras la jirafa podría o no desistir de consumir la acacia. 

jirafas
Jirafa ramoneando su alimento de una acacia.

 

Adaptaciones anatómicas para su alimentación:

  • Lengua larga, gruesa, que envuelve y arranca con facilidad las hojas de las plantas y que es resistente a la mordedura de las hormigas y a las espinas de lo que esté consumiendo.
  • Cuello muy largo, que le permite alimentarse de partes de árboles a donde otros herbívoros no llegan. (Aunque se cree que esta adaptación más bien es para las peleas que sostienen entre ellas por hembras o alimento).
  • Pueden aprovechar muy bien el agua del alimento que consumen y de la humedad ambiental, pudiendo no beber hasta por un mes.
  • El hecho de que sean rumiantes, les permite aprovechar la celulosa y otros componentes vegetales de las plantas que consumen.

 

Alimentación de las jirafas en cautiverio

En libertad, se alimentan por 16 – 20 horas, en cautiverio dedican solamente el 10-12% de su tiempo para esta actividad. La alimentación de las jirafas en cautiverio debe procurar ser mínimo un 30% en ramoneo. El heno debe ser combinación de gramínea (70%) y leguminosa (30%) aproximadamente.

El almidón nunca debe exceder del 8% del total de la dieta. También se les pueden ofrecer frutos o zanahoria, pero deben ser en cantidades muy bajas, nunca sobre pasando el 4% del total de la dieta. (Kingdon, J. 1997. The Kingdon field guide to African mammals. Academic Press. Londres, Inglaterra.)

Para cubrir las necesidades nutricionales de las jirafas en cautiverio es recomendable ofrecer alimentos concentrados. Estos alimentos deben ser altos en fibra y bajos en almidón. Si el alimento concentrado ofrecido tiene menos del 6% de almidón, puede ofrecerse ad libitum. En caso de que ésto represente un gasto elevado, puede ofrecerse como un 30 – 50% del total de la dieta. No se debe omitir el ofrecer el alimento concentrado, ya que ésto podría derivar en desnutrición o trastornos del tracto digestivo. (Mellink, E. 1991. Exotic herbivores for the utilization of arid and semiarid rangelands of Mexico. Wildlife production, conservation and sustainable development.)

Debido a que las jirafas son herbívoros, aparte de una dieta baja en almidón, es muy importante ofrecer más del 25% de fibra

alimentación de jirafa
Ejemplo de alimento concentrado para ofrecer a las jirafas.

 

Si su mayor problema no es la tortícolis, ¿cuál es el más grande problema al que se enfrentan las jirafas?

  • Ser humano: la devastación de su hábitat es su mayor problema. Las jirafas pueden trasladarse  más de 20 km. buscando alimento, pero la destrucción de su hábitat es tal, que no siempre encuentran. También pueden ser víctimas de cacería por su piel.
  • Depredadores: En vida libre son presa de leones y otros felinos. Toman agua una por una, para poder vigilar sus alrededores en todo momento. Cuando tienen crías, comen en las horas más calurosas, para evitar a los depredadores, que suelen estar descansando.
  • Reproducción fallida: su gestación es prolongada, de 457 días, por lo que pueden morir o perder a la cría durante éste periodo de tiempo. Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 3 años y medio y los machos a los 4 años y medio.
jirafas
Cacería de jirafas, un grave problema que ha llevado a más de una especie a la extinción.

Deja un comentario